Mascarillas hechas en casa

Mascarillas hechas en casaCuide su piel después de las celebraciones

Durante el periodo de las fiestas de fin de año, queremos ser las más lindas, y por lo tanto nos maquillamos mucho sin cuidar nuestra piel.

Después de las celebraciones, es importante ocuparse de ella para que vuelva a brillar como antes.

Ya que las mascarillas son los perfectos aliados de la buena cara, he aqui algunos que se pueden preparar facilmente en casa.

Mascarilla purificadora:

Mezcle 25 gramos de levadura con un poquito de agua, y deje que hinche durante media hora.
Mascarillas hechas en casaAñada una cucharada de miel liquida, una cucharada de arcilla verde y un medio yogurt natural.
Aplique en la cara después de haber bien mezclado, y deje actuar por 10 minutos.

Mascarilla revitalisante:

Aplaste algunas fresas bien maduras y mezclelas con una cucharada de aceite de almendra.
La mezcla debe de colocarse entre dos gasas que se aplicarán durante 30 minutos en la cara.

Se removera los residuos con leche fresca.

Mascarilla para piel grasosa:

La mascarilla de arcilla ayuda a combatir la piel brillante.
Mascarillas hechas en casaDebe de mezclarse con agua tibia y ser aplicada durante veinte minutos.
Para enjuagar, use agua caliente.

Mascarilla para tensar la piel:

Mezcle harina de mais (2 cucharadas) con una clara de huevo. La espesa pasta debe de ser aplicada en la cara y enjuagada con agua tibia cuando sienta que la piel se pone tensa.

Mascarilla nutritiva:

Haga un puré con un aguacate, y añadale dos cucharadas de aceite de almendra. Diez minutos en la piel bastarán para nutrirla profundamente.

Mascarilla anti ojeras:

Para los ojos cansados e hinchados la manzanilla es perfecta.
Mascarillas hechas en casaRodajas de pepino frescas colocadas en los ojos son muy efectivas también.

Mascarilla para tener buena cara:

Ralle algunas zanahorias de color oscuro y mezcle con un poco de aceite de almendra. Deje actuar por 15 minutos en la piel de la cara.

Mascarilla blanqueadora:

Aplaste algunas ruedas de pepino sin la piel, y mezcle con leche fresca, para formar un puré que dejará actuar por veinte minutos.

Por

()