La relajación

Los diferentes métodos de relajación

Hoy en día el cansancio, el estrés y la moral baja asechan a casi todo el mundo. Entonces para no caer entre los extremos, es a veces urgente hacer una pausa. La relajación puede ayudar a exteriorizar los problemas y a recargar las baterías.

Existen varias técnicas para relajarse y aliviar los síntomas físicos del estrés. Este alivio puede ser útil en diferentes situaciones, tales como un examen, una entrevista para un empleo etc.…

La relajación es de algún modo una lección enseñada al organismo y, para aportar beneficios, tiene que practicarse varias veces a la semana. Estas son algunas técnicas de relajación.

El yoga

Quizás sea la practica la más conocida, y permite a cada cual introducir en su vida un tiempo de pausa y de silencio, por los menos una hora por semana gracias a un trabajo del cuerpo y de la respiración relacionados con la mente.

Después de 5 minutos de relajación acostado en el piso, la respiración está calmada, pasamos a ejercicios que se llevan a cabo sentado, de pie y acostado, a veces tan suaves que se acercan al dormir, otras veces más tónicos.
Se termina la sesión sentado o acostado, según el nivel de cansancio, por 15 minutos de inspiración/expiración energética.

La sensación de bienestar corporal es inmediata. Al cabo de un año de práctica, se siente bienestar en la espalda y las articulaciones y una mejoría de la flexibilidad.

Al largo plazo, el yoga contribuye a un desarrollo de la personalidad.

La relajación muscular

La relajación muscular progresiva es un método muy común para controlar su estrés.

Este método para reducir el estrés se descompone en dos fases durante las cuales se contrae y se relaja varias partes del cuerpo.

Si se practica de manera regular, la relajación muscular permite tomar consciencia de lo que es una relajación completa en diferentes partes de su cuerpo.
Esta toma de conciencia de los estados contraídos y relajados le permite sentir rápidamente los signos de tensión muscular que acompañan el estrés. Su espíritu se relajará al mismo tiempo que su cuerpo se relaja.

La visualización

Se visualiza el azul si es el color que nos gusta. Los pensamientos parásitos desaparecerán poco a poco. Así se llega a la pausa mental.

Substituimos a las ideas negras imágenes positivas (lugares donde fuimos felices, percepción de un proyecto). Aunque los pensamientos pertenecen a cada cual, estas imágenes siempre van en el sentido de algo feliz o de un logro.

Una práctica asidua puede conducir la persona a ser capaz de regenerarse en todas partes, cinco minutos de pausa mental bastan. Pero solo es posible cuando se ha alcanzado la capacidad de desconectarse del mundo exterior efectuando de manera eficaz el vació en si mismo.

La musicoterapia

Este método terapéutico esta basado en el proceso de la visualización en un contexto musical: el arpa hace pensar en ríos, fuentes en un paisaje maravilloso, mientras que el canto de los pájaros evocan el verano, el sol, los árboles… Sostenido por la música, el que practica la técnica evacua las tensiones físicas y corporales causadas por factores como el estrés, el ruido, la hiperactividad, al mismo tiempo que se alcanza una dimensión de armonía de su personalidad.

El Reiki

Se practica en instituto en sesiones de una hora.
La persona está acostada, los ojos cerrados, mientras que el experto procede por imposición de las manos sin tocar el cuerpo. Se transmite energía entre el y el paciente.
El cuerpo recibe las fuerzas que necesita reaccionando por sentimientos de calor, de frió, de picores. La sensación de relajación es inmediata.
Después, solo hace falta traducir en palabras los mensajes emitidos por el cuerpo durante la sesión. El Reiki es parte de la bioenergía.

Por

()

La relajación La relajación La relajación La relajación La relajación